jueves, 16 de julio de 2009

ALL YOU NEED IS LOVE


Esta es un entrada no planeada, pero necesitaba compartir la escena patética que hoy he presenciado. Venía del mercadillo que ponen cerca de casa y donde me vuelvo loca comprando libros de segunda mano en inglés ( ya os hablaré otro día de ese tema). Veníamos caminando Sergi y yo de la manita cuando hemos pasado al lado de una madre y su hijo. Para empezar la madre le propinó una buena regañina por andar por encima de un bordillo ( qué cosas...como si fuera un niño...!) además de una buena colleja... a lo que añadió una frase de lo más amable: " Con este niño no se puede ir a ningún lado!!". Pero eso no fue lo peor, aún quedaba la puntilla... : "Sabes que si no te portas bien la mamá no te va a querer".Fue tal mi sorpresa y disgusto a la vez que me di la vuelta y me quedé mirándola fijamente con estupor. Ella ni se inmutó. Me invadió una pena profunda por ese niño y me pasé el viaje de regreso casi sin hablar, pensativa. ¿ Cómo puede crecer un niño con esa inseguridad constante de no saber si su madre lo quiere o no lo quiere en función de su comportamiento? ¿Cómo puede una madre chantajear emocionalmente así a su hijo? No me cabe en la cabeza. Yo siempre he tratado de hacer comprender a mis hijos que mi amor está por encima de todo, DE TODO. Es INCONDICIONAL, como el amor de Dios hacia sus criaturas. Cuando les reprendo saben que es mi deber como madre y que hago porque los amo. Con mi hijo pequeño descubrí que lo único que funciona cuando le da una pataleta o un arranque de carácter( tiene mucho genio) es abrazarlo. Entonces se desarma y me pide perdón y nos quedamoss abrazados un rato. Con Elías, son las palabra suaves y no perder la calma, dejarlo un rato a solas y después razonar con él, cuando ha pasado la tormenta. Ellos saben que siempre los amo aunque a veces me enfade y que mi amor no depende de nada. Yo también crecí así y no entiendo otro idioma que el AMOR en la educación. Me duele que todavía pasen cosas como esas....sólo quería compartir esta reflexión. Gracias por escucharme, digo, leerme. Besos.

12 comentarios:

Adi Garrido dijo...

Me pasa lo mismo Esther, ese comportamiento tan inmaduro en las personas abunda hoy en día y relmente es duro para nosotras aceptar, menos entender que una madre le diga a su hijo que hay cosas que la harán dejar de quererlo. No entienden que Dios las ama a pesar de todo, si lo entendieran se sentirían mal por su proceder, no es de extrañar que haya padres que meltraten a sus hijos, la única explicación que encuentro es que les faltó mucho amor en su niñez por eso no saben darlo.

Sandra y Javi dijo...

Gracias por compartir esta historia. La verdad es que de esas se ven muchas por la calle, es una pena. Ariam también es de lo que se abrazan despues de una pataleta.

Desde mi cordillera de los andes dijo...

Yo siempre veo eso por aca , es aceptado, no si si es nuestra cultura , las mujeres son golpeadas por sus maridos y las mujeres golpean a sus hijos . Si uno les dice algo capaz que te llegue el golpe a ti . es increible la inconcia de traer niños al mundo y maltratarlos tanto psiquica como fisica .
Pd me a encantado tu foto con el bebe.
abrazos
Greisi

paloma dijo...

!Qué bonito! Lo que tu dices claro...y la foto me encanta, estáis muy guapos los dos. Lo que hay que oír ¿verdad? Un beso.

Meninheira dijo...

A mi estas situaciones me dejan siempre con mal cuerpo y también lanzo miradas reprobatorias :(

Un besito Esther :*

Estherqp dijo...

Gracias por vuestros comentarios, siento que hablamos el mismo idioma. Besitos
Esther

VIVIANA O. dijo...

Lo que dices es una realidad y al mismo tiempo una gran tristeza. Ver el sufrimiento de otros niños es muy duro y más aún si esos niños son cercanos, me pasó algo similar: http://psicomamaprofe.blogspot.com/2009/07/creando-oportunidades.html

Un abrazo!!!

Ipe dijo...

Hola Esther, hoy nos traes una historia muy triste... y muy cotidiana. Pero si te sirve, mi padre decia esas cosas... y yo no soy un desastre emocional (al menos no del todo)... no pierdas la esperanza.

A mi siempre me sorprende lo mucho que a mis hijos les duele escuchar a los padres hablar mal a sus hijos, esa falta de respeto...me hace feliz que ellos no lo encuentren normal... aunque también están los que les faltan al respeto "educadamente"

Hay un cuento que me gusta mucho contar, es de Nueva Zelanda, y viene a decir que las estrellas son l@s niñ@s que han sido regañados sin razón, y que huyendo de la injusticia fueron acogidos por la luna... por eso brillan cada noche, para que a los adultos no se nos olvide que debemos ser justos y no cargar nuestras frustraciones en quienes son más débiles que nosotr@s.

Greisi, yo no veo grandes diferencias culturales entre Chile y España... solo quizás que acá las groserías en el lenguaje son más... pero básicamente he conocido la mismas actitudes, en las mismas proporciones. Hace 15 días en un tren de Barcelona veía a una pareja muy joven dándole coca-cola a su hijo de 6 ó 7 meses... y me acorde de las mamaderas de coca-cola que llevaban las madres adolescentes a sus guaguas cuando yo trabajaba en Valdivia. Y ellas me decían, lo mismo que la joven pareja catalana "le gusta el dulce"

Tenemos mucho camino por delante... pero creo que hay cambios y se van viendo... aunque a veces los arboles no nos dejan ver el bosque.

Cariños inmensos

Estherqp dijo...

Gracias Viviana y gracias Ipe, me dejas más tranquila.. por desgracia es algo que ocurre muy a menudo y hay niños que salen adelante a pesar de ello... gracias Dios.

Raquel dijo...

Hola Esther. Lamentablemente, a diario vemos escenas como esas. Yo también echo miradas de estupefacción. Hasta una vez, negué el saludo a una vecina, porque la escuché amenazar con pegar,(y al final la pegó) una noche.
Mis hijas han visto a veces escenas así y me miran con cara de no saber de qué va el tema.

Recuerdo otra época en la que todos , y cuando digo todos es TODOS los niños de nuestro parque privado venían a jugar con mi marido y conmigo!!
Sus padres mientras comían pipas y comentaban la serie de la noche anterior...
Qué falta de respeto tan grande hacia la infancia!!

Aprovecho para presentarme. Soy Raquel, vivo en Madrid, tengo dos niñas de 5 y casi 4 años. No educamos en casa, nuestras hijas van a un cole público convencional, pero trato por todos los medios de compensar por otro lado. Cojo ideas de otros blogs, incluído el tuyo.
Un saludo muy grande!

Estherqp dijo...

Encantada Raquel, he estado de vacaciones y no he visto el mensaje hasta ahora.Me encanta que puedas coger alguna idea de mi blog y estamos totalmente de acuerdo en lo que cuentas. Un abrazo y pasa cuando quieras por aquí.

Desdemicordilleradelosandes dijo...

Ayer Esther , en el mercado fui con mis 4 niños a comprar . Y muchas me miraban y abrian los ojos con cara de susto , horror . ( tambien ubieron miradas tiernas).
las preguntas eran: ¿ 4 niños?! ¿ como lo hace?.
respondia con una sonrisa , con mucho cariño y paciencia.
Pero me senti tan acosada. que ya no voy más ( por el momento).
Yo creo que hoy hay un adulcentrismo, una agresividad hacia el niño. Y para peor abalado por todos.

Besos.

http://desdemicordilleradelosandes.wordpress.com/mi nuevo blog :