viernes, 14 de noviembre de 2008

UN DÍA CUALQUIERA DE NUESTRA VIDA -CARNAVAL DE BLOGS

 Os invito a entrar en casa...un día cualquiera de nuestra vida. Espero que mediante estas ligeras pinceladas  podáis saborear un poco del aroma casero que se filtra en estas líneas y estas imágenes. Adelante.

Sergi mama tranquilamente en la cama, hace un ratito que se ha despertado pero está tan a gusto que se resiste a levantarse. Oímos a  Elías que ya está "danzando " por ahí fuera. Cuando por fin nos levantamos a eso de las 9 ( a veces antes), nos lo encontramos en el salón leyendo... nos ha preparado la mesa para el desayuno. Preparo un energético batido de leche de soja con frutos secos, germen de trigo, cacao ecológico, lino... para empezar bien el día. Sergi, como ya se levantó desayunado hace "un simulacro" de desayuno en familia, poniéndose cereales y mordisqueando galletas para dejar la taza casi intacta (más tarde la atacará de nuevo, seguramente). 

Quedamos en el salón en media hora más o menos y nos vamos a arreglar los cuartos.

Nos gusta empezar el día pidiendo la bendición de Dios, por ello nos juntamos todos y leemos algún pasaje bíblico y le pedimos que nos acompañe durante el día.

Después nos sentamos para planear la jornada. Me gusta sentir que está todo controlado...lástima que esa sensación dure apenas unos minutos  cuando de repente Elías decide que mejor va a hacer algo diferente.

He decido respetar sus momentos de inspiración. Me doy cuenta de que los días en que  me meto menos y las actividades sencillamente surgen, son los días en que más aprende. El otro día vino al patio donde yo acompañaba a Sergi en sus juegos , cargado con la bola del mundo. Empezó a contarme todos los recorridos de Tintín en sus aventuras, todas las ciudades y puertos donde se había embarcad o cogido un avión, después me explicó los avances del imperio Mongol y lo comparó con las conquistas de otros  imperios. Y yo allí, con la cara a cuadros, preguntándome cómo había podido  retener todo eso.

Esta mañana le ha dado por hacer un cómic de un volcán, que quiere después escribir en inglés y en valenciano. El plan era otro, como siempre... pero ha valido la pena obviar el guión.

Mientras tanto Sergi me ayuda en las faenas de la casa, para él es un juego y le encanta colaborar. Para mí es tan importante  que se involucren en las labores de la casa y aprendan a ser útiles  como a que aprendan ciencias o historia o cualquier otra cosa. ( Cuando no me vea, le volveré a dar una pasadita al bidé). Luego se pone a jugar con sus coches,lo oímos canturrear todo el tiempo.

Elías termina sus comic y sale a fuera a darle unas pataditas al balón. Sergi quiere hacer carreras. Acaban los dos corriendo, pero sin competencia. En casa no se aplaude al que llega primero, sino al que llega. Sergi ríe de felicidad, es un niño tan   jovial...es tan fácil  hacerlo feliz!

 Hoy comemos chino, por eso de que estamos estudiando las culturas asiáticas. Hemos viajado ya por Mongolia, China y ahora estamos en Japón.... y todo ello en zapatillas de estar por casa.

Elías ya va manejando los palillos, Sergi es todo un espectáculo... tiene un empeño en hacer las cosas solo... yo lo dejo...hay que ver cómo queda luego el suelo de la cocina. Sin comentarios.

Después de recoger la cocina, Elías , que acaba de leer un libro de volcanes me cuenta los volcanes que hay en Japón y de paso se entera de los diferentes climas que  tiene este archipiélago. De paso me  entero yo, claro, me lo cuenta todo. Después me dicen que si yo les doy clases a mis hijos...  si supieran...

Sergi duerme plácidamente una siestita (hoy me puedo relajar un poco.. leer., actualizar mi blog...)... Hurra!!!

Por la tarde (cuando Sergi no duerme la siesta), a veces salimos a dar un paseo por el bosque de pinos que tenemos  cerquita. Hacemos una caminata y observamos bichos, aves, plantas.

Otras salimos al parque a jugar un rato: Sergi saluda a todas las vecinas que se encuentra  ( que lo adoran), no me dirán que el niño no es sociable.... Elías se va ajugar un poco al polideportivo con sus amigos o se va a la biblioteca.  Lo que más le gusta es traer a sus amigos a casa   a jugar  ( mira que es casero este niño...) y lo que menos... IR DE COMPRAS!!!!HORROOOOOOOOORR!!!

Cuando Sergi se despierte leeremos un librito juntos, le encanta sentarse a mi lado y que le lea, no importa si es en inglés, no se queja y escucha. También le gusta que su papá le cuente las historias de "Manolo el de la grúa" ( fruto de la imaginación de Diego). A todo esto no os he dicho que a ratitos necesita relajarse un poco con su teta... y así me siento yo también un poco.  Otras se va a "visitar" a su papá, que tiene la oficina en casa, y otras persigue a Milca, nuestra perra, que huye despavorida.

Hoy es viernes y no tengo clase ( doy un curso de lunes a jueves de 8 a 10 de la noche), así que aquí estoy tranquila escribiendo esta entrada mientras Elías juega a la pelota y Sergi descansa. Más tarde cenaremos juntos ( con papá), tendremos una reflexión para acabar el día y la jornada habrá acabado. Entonces me relajaré un poco y le daré gracias a Dios por sus bendiciones y por haberme apoyado en esta aventura de locos. 

 

4 comentarios:

Meninheira dijo...

Qué día tan bonito! me ha encantado eso de que son tus hijos quienes te enseñan a tí... ¡es tan cierto!

Un besito :)

paloma dijo...

Genial, me ha encantado...Un beso.

Ketty dijo...

Hola Esther, como veo a tus hijos tampoco les da tiempo para aburrirse ¿verdad?
Un saludo
ketty

soulwoman dijo...

Acepté esa invitación... y me colé por aquí jejeje. Enhorabuena por tan fantástica familia. Abrazos.