jueves, 27 de noviembre de 2008

La moneda perdida

La semana pasada estuvimos contando la parábola de la moneda perdida. La historia dio mucho de sí, pues aparte de contarla, la escenificamos juntos.. Para ello usé una lamparita de aceite que nuestro buen amigo Emili Boix nos regaló en una ocasión que fuimos a su alfarería. Pusimos aceite en la mecha y la encendimos... como debió hacer la mujer para buscar su moneda perdida. Aprovechamos para contar las monedas (eran 10). Finalmente jugamos a buscar la moneda que faltaba por el salón y cuando la encontramos nos pusimos a cantar (compuse una cancioncilla sobre el tema). Muy completo y muy bonito. Sergi disfrutó mucho ( y su mamá también).

1 comentario:

Jovenes Adventistas de Elche dijo...

Me encanta el blog! Es interesante y las fotos están chachis, que graciosets. Que Dios os bendiga! Beseets!
Clàudia