miércoles, 16 de marzo de 2011

FLAGRANTE CASO DE ABANDONO

Sí, lo reconozco....si me acusaran de abandono, tendría que darles la razón, puesto que desde que nos enrolamos en esto del homeschooling, abandoné mi carrera,abandoné el trabajo y por consiguiente la posibilidad de ganar un sueldo....tuvimos que abandonar algunos proyectos por falta de medios. Tengo casi abandonados mis hobbies y la buhardilla de mi casa está sumida en un total abandono por no tener dinero para arreglarla...
Ah, pero.... cuando le dices adiós a algunas cosas, das la bienvenida a otras...y esta es la mejor parte: estoy feliz de pasar tanto tiempo con mis hijos y de verlos crecer paso a paso, de no perderme ninguno de sus progresos ni de sus sonrisas, de trabajar con ellos, de planear juntos, de descubrir nuevos hobbies casi sin buscarlo...(empecé piano porque a Sergi le atraía y ahora estoy encantada!). Hemos desarrollado juntos el gusto por la naturaleza y los estudios de campo, trabajamos en nuestro jardín y hacemos un montón de cosas que nunca podríamos hacer de otro modo por la falta de tiempo (horas de escuela, deberes extraescolares....ufff).
A veces hace falta "abandonar" ciertas cosas en favor de otras; simplificar la vida para enriquecerla más, saber decir que no a lo prescindible y poner en primer lugar lo verdaderamente importante.

10 comentarios:

Erika dijo...

Si todo el mundo hiciese eso seríamos mucho más felices. Durante muchos años he creido que estaba obligada a trabajar por el hecho de haber estudiado una carrera... ahora sólo quiero estar en casa con mis hijos, tener la posibilidad de educarles yo.

♥ meninheira ♥ dijo...

Qué bueno Esther, lo curioso es que se considera abandono dejar tu carrera pero no dejar a los niños 8 horas en la guardería. Sin duda una sociedad enferma :(

Un besiño

Estherqp dijo...

Gracias chicas, es verdad, la carrera es en nuestra sociedad algo intocable, muy por encima de la felicidad y el bienestar de los niños.
Erika, no te conocía, un placer tenerte por aquí.
Meni, que razón tienes.A veces parece que los niños sobran....
Besos a las dos.

Àfrica dijo...

Gràcies, Esther! Comparteixo la teva reflexió, una abraçada ben forta!

Marvan dijo...

¡qué bueno Esther!
Aquí otra que tiene todo esto abandonado.
Una vez, cuando decidí de dejar mi trabajo para educar a mis hijos en casa, tuve una discusión con "amigas" que me dijeron que esto era un atraso, qué cómo se me ocurría dejar tantos años de estudio. Ellas querían que sus hijas tuvieran una buena educación para que pudieran elegir libremente.

Entonces yo les plantee la pregunta ¿Y qué haréis si vuestra hija elige libremente de quedarse en casa para educar a sus hijos????

Ui, les costó un poco esta pregunta. Hoy en día la mujer está libre para elegir, siempre y cuando elige entre ser abogada o médica. Ahora si eliges libremente de quedarte en tu casa esto ya no les entra en los esquemas. Debe de ser que no eres muy inteligente o algo así....... Les rompes los esquemas eligiendo por tus hijos o tu familia.

Creo que esto viene, porque ahora está de moda el "realizarse personalmente". Pero esto muchas veces se confunde con cierto egoismo. Y no estamos acostumbrados de que uno puede realmente sentirse realizado cuidando de su familia.
bueno, da para escribir un libro jejeje.
Interesante tema Esther gracias!!!

Estherqp dijo...

Te doy toda la razón, dedicarse a los hijos está mal visto, hemos pasado de un extremo al otro..¿dónde está la libertad si hay tanta presión? yo por, mi parte me siento muy realizada, y creo que tú también,¿eh Marvan?

Marvan dijo...

Yo, realizadísima. Para mi no hay cosa más grande que ayudar a mis hijos a crecer. Es crear el futuro, su futuro y encima parte de la de los demás.
Pero bueno, puedo entender que para otra gente hay otras cosas más importantes, pero debería de haber más respeto.

Silvia dijo...

Estoy con vosotras, chicas. Besitos

marcela - maggie valletta dijo...

muy bonito Esther! totalmente de acuerdo y ni que hablar que tus padres te echen en cara que te han pagado la carrera para que te dediques a educar a tus hijos, bueno, en mi caso ahora van al cole, pero aún así, los sigo educando yo, je

1beso

Estherqp dijo...

En mi caso mis padres me apoyaron desde el principio, pero no siempre se tiene tanta suerte... Y claro, Marcela, el cole es sólo una parte, tu labor sigue siendo la más importante. Yo también fui al cole y siempre me fue bien, pero lo que recuerdo con más cariño es lo que hacía en casa con mi familia, y eso es lo que más me importa. BESOS GUAPA!