viernes, 8 de octubre de 2010

CARNAVAL DE BLOGS.¿SOMOS ANTI-ESCUELA?



¿Que si somos anti-escuela? bueno, pues no, no somos anti escuela . No tenemos nada en contra de la escuela en sí. Reconozco que en algunos casos es la mejor opción... el problema es que en la mayoría de los casos es... la única opción... y eso sí que no me gusta. La escuela en sí no tiene por qué ser mala, pero la escuela tal y como yo la conozco, tiene más contras que pros. Repito, no soy contraria a la escuela si hablo en términos generales, pero si me ciño a lo personal.... ahí cambian las cosas. Cuando ves a un hijo literalmente "apagarse"por culpa del colegio.... ya ves las cosas de otro color. Reconozco que nunca llevé a mi hijo al cole con mucho convencimiento, por eso lo tuve claro cuando me di cuenta de que realmente era un problema. Puedo decir con conocimiento de causa que la escuela mata la creatividad, agota física y mentalmente, merma el interés nato de los niños, les hace enfrentarse con actitudes de racismo, marginación y cómo no, con la ley del más fuerte...
Mi hijo escribió en una redacción sobre el cole:
" En la escuela sólo se aprenden cosas aburridas que después se olvidan".
¿No os parece triste? a mí no me hizo llorar porque descubrí la libreta en el que estaba escrito cuando ya estaba desescolarizado....entonces me alegré de haberlo "rescatado" de ese lugar gris y tedioso.
Tampoco apruebo esa moda ( más bien "necesidad" social) de enviar a los niños tan prematuramente a la escuela. Me da muchísima pena ver los niñitos de tres y cuatro años con su uniforme pasando tanto tiempo fuera de sus hogares y de sus queridas mamás. ¿Por qué siempre tienen que pagar los niños? Luego vienen los pedagogos y dicen que es muy bueno para los niños y que con su bla bla bla... consiguen acallar las conciencias de las madres.Creo sinceramente que los niños comienzan muy pronto su etapa escolar. Vería más sensato esperar a que crecieran un poco.

Tampoco me gusta la pedagogía conductista que impera en las aulas de premios y (con más frecuencia) castigos. En clase de mi hijo había niños que pasaban prácticamente todo el curso sin recreo, castigados.
Las notas...esa es otra; la constante competitividad que crea entre los niños y la frustración y el estrés que les produce.
Sin embargo y a pesar de todo esto, no estoy en contra aunque tampoco a favor...Si el cole fuera como el de los playmobil, o como el de Greendale de Postman Pat, sería más agradable. Aún así después de educar en casa... una ya no lo cambia por nada!!!
No hay nada como un "cole" donde la maestra es la que más te quiere del mundo, donde se respeta la libertad del alumno y se tiene en cuenta los intereses e inclinaciones del niño, en el que
no hacen falta exámenes y donde lo práctico tiene más valor que lo teórico.Se puede jugar cuando apetece jugar y el aprender no tiene límites de espacio ni tiempo...ese "cole" es mi hogar.

2 comentarios:

Xhonane Olivas dijo...

Estoy de acuerdo con lo que compartes. En donde vivimos solo hay dos escuelas, una publica y una privada. Y desafortunadamente, ninguna de las dos me convence. Si no pudiera seguir haciendo homeschooling, seria muy dificil para mi decidir que hacer. Le doy gracias a Dios de esta gran bendicion de hacer homeschooling.

Estherqp dijo...

Gracias Xhoane, en mi pueblo sólo hay una y ya la conozco...yo también doy gracias a Dios cada día por edcucar a mis hijos en casa. Un beso